Todos los juguetes conducen a ROMA

Hoy es el Día Mundial del Gamer, y en nuestro equipo, somos muy apasionados por el mundo de los videojuegos (al menos en nuestro tiempo libre).

Sin embargo, al sumergirnos en la nostalgia de los antiguos juguetes, descubrimos una conexión interesante: varios de estos juguetes compartían una tecnología innovadora con nuestro apreciado dispositivo IoT ROMA.

Sí, estamos hablando del acelerómetro.

¿Qué es un acelerómetro?

El acelerómetro es un dispositivo sensor que mide la aceleración en una o más direcciones. 

Se encuentran también en los smartphones y en casi todos los accesorios gamer como ratones, joysticks y volantes. 

Su uso ha trascendido los juguetes y se ha convertido en un componente esencial en muchas aplicaciones tecnológicas, incluido nuestro dispositivo IoT ROMA.

Descubriendo ROMA: La señalización inteligente

ROMA es un sensor y sistema de comunicación que permite a los municipios y comarcas mantener en buen estado la infraestructura de señalización sin tener que revisar manualmente las señales.

 

 

En Purple Blob usamos acelerómetros que envían alarmas ante cualquier caída o percance que puedan sufrir las señales. 

 

El sistema nos ofrece otras características como el control y la trazabilidad de la afluencia de ciudadanos gracias a la combinación de los sensores METIS y AV.

 

 

Además, los dispositivos se comunican con tecnología LoRa de largo alcance, que permite recopilar toda la información de los puntos marcados en la mayor medida posible mediante una instalación mínima y una batería de larga duración.

 

La diferencia es que, en lugar de entretenernos, ROMA se enfoca en mejorar la infraestructura urbana y la seguridad vial.

 

Los Clásicos de una Generación

 

Ahora, volvamos en el tiempo y exploremos cómo el acelerómetro se ha entrelazado con los clásicos de nuestra generación, desde el Tamagochi hasta el famoso Furbie, esta tecnología ha estado presente en toda nuestra infancia.

1. El Yo-Yo Luminoso:

¿Recuerdas los impresionantes trucos que podías hacer con un yo-yo luminoso? Algunos modelos incorporaban acelerómetros que activaban luces LED al girar el yo-yo..

2. El Tamagotchi:

Estas mascotas virtuales se apoderaron de los corazones de millones de niños alrededor del mundo. Estos sensores eran responsables de rastrear los movimientos que despertaban a nuestros compañeros digitales.

 

 

3. Furbies:

Los Furbies, esos adorables (o no) peluches interactivos también hicieron uso de sensores de movimiento, incluyendo acelerómetros. Éstos permitían a los Furbies detectar cuando eran levantados, acariciados o sacudidos, lo que daba vida a su interacción con los niños.

 

4. El mando de la Wii:

Títulos como Wii Sports hicieron un uso magistral de los acelerómetros en el mando que se traducían directamente en acciones en la pantalla, lo que creaba una experiencia de juego inmersiva y divertida.

La Evolución del Acelerómetro

Con el paso de los años, los acelerómetros han demostrado ser más que una simple innovación en los juguetes. Son una pieza esencial en la tecnología moderna, abriendo un mundo de posibilidades en campos como la seguridad, la comunicación y la interacción.

Desde ROMA hasta los clásicos que marcaron nuestra infancia, el acelerómetro es una prueba de cómo la innovación sigue impactando nuestras vidas.

En este Día Mundial del Gamer, celebremos no solo los videojuegos, sino también la tecnología que hace posible que la diversión y la innovación se unan en un juego sin fin.

Todos los juguetes conducen a ROMA