Desde todos los sectores y agentes económicos a lo largo del globo se transmite una creciente preocupación por el aumento de las filtraciones de información y no es para menos. 

El sentimiento de vulnerabilidad por parte de la población general crece al mismo ritmo, siendo cada vez más conscientes de los riesgos a los que la información se enfrenta día tras día.

Cómo actuar correctamente ante una brecha de seguridad en tu empresa

En 2020 se necesitaron, de media, 207 días para identificar una brecha de seguridad, tiempo de sobra para hacer uso indiscriminado de los datos que hayan sido vulnerados. Por otro lado, durante el mismo año se daba un ataque de ransomware cada 10 segundos.

Nuevas tecnologías, nuevos retos.

La adopción apresurada de nuevas formas y métodos digitales de comunicación y trabajo, que a su vez crean nuevas amenazas, sumado a la lenta adaptación de las necesarias medidas de seguridad para los conjuntos de datos existentes crean el creciente riesgo de robo de datos.

Miedo a la adopción de nuevas tecnologías? Aprenda a hacerlo de lado

Se puede decir que casi todas las organizaciones han adoptado la tecnología de la nube. De hecho, la utilización del Big Data, la tecnología IoT y la Blockchain van en aumento. Asimismo, casi todas las empresas procesan datos sensibles bajo estas nuevas tecnologías. 

Con estos precedentes las recomendaciones pasan por el cifrado de datos, el control y monitorización de accesos y la vigilancia y trazabilidad sobre el uso del dato. 

En éste último punto es dónde indagaremos más en próximas publicaciones, estudiando qué trazabilidad podemos dar al dato y si podemos recuperarnos de una brecha de seguridad en nuestros datos e información.

trazabilidad-del-dato – Angloben