La tecnología tras la basura

Por Nicolás Derré, Desarrollador Senior en Purple Blob.

En los últimos años la generación de residuos en las ciudades de España ha aumentado alarmantemente. Según datos publicados por el INE en 2017 se recogieron 19,9 millones de toneladas de residuos, lo cual supone un aumento del 4,2% con respecto al año anterior, y la tendencia apunta a que esto siga en aumento en años venideros.    

Algunas instituciones públicas han ido introduciendo mejoras en sus sistemas de recogida de deshechos, encontramos un ejemplo de esto en los barrios de Amara y Gros en San Sebastián en los cuales durante el pasado 2018 implantaron nuevas soluciones tecnológicas para la mejora de varios de los aspectos (tanto económicos como sociales).

Estas soluciones basan su funcionamiento en el uso de sensores de llenado que permiten conocer el nivel exacto de residuos en los contenedores, aportando un mayor control de las necesidades de almacenaje en los diferentes sectores, mejorando su distribución y orientando la planificación de recogida de forma eficaz, suponiendo un cuantioso ahorro operativo y mejorando la calidad de vida de los vecinos que ahora encontrarán los puntos con una mayor disponibilidad y en mejor estado.

Por desgracia, la implantación de soluciones basadas en el Internet de las Cosas, la transformación digital y el resto de conceptos aparecidos en los últimos tiempos trabajan a un ritmo más pausado, perdiendo la carrera contra una tecnología que dispone de capacidades e innovaciones mucho más avanzadas.

Por último, aunque como usuarios finales no seamos conscientes de la mejora en nuestra ciudad, no debemos olvidar que la innovación junto con la tecnología facilitan muchos de los actuales procesos y poseen el potencial de incrementar nuestra calidad de vida, sea mañana o dentro de dos años.

Scroll Up